“Me diagnosticaron diabetes muy joven y comprendí que lo mejor era no preocuparme”

El 14 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Diabetes, esta campaña busca concientizar a las personas de todo el mundo sobre la diabetes. El propósito es dar a conocer las causas, síntomas, tratamientos y las complicaciones asociadas a la enfermedad. Este día nos recuerda que el número de paciente con esta grave afección continúa creciendo, a no ser que se emprendan acciones para prevenirla.

Muchas personas viven con diabetes, a algunas se la diagnosticaron desde que eran niños o a una edad avanzada. La diabetes no discrimina edad, sexo o religión, es una condición que puede afectar a cualquiera. En un día en el que deseamos crear conciencia, entrevistamos a María José, una guatemalteca que fue diagnosticada a temprana edad y nos cuenta su experiencia con la enfermedad.

shutterstock_379384465.jpg

“Me diagnosticaron con diabetes tipo 2 a los 34 años, lo primero que me dijo el médico es que no dependería de la insulina”, comenta en la entrevista realizada por teléfono. “Al principio estaba bastante confundida, el resultado de los exámenes me alarmó un poco, sabía que podía padecer diabetes, pero jamás me imaginé que sería a una temprana edad”.

La diabetes tipo 2 es más común en personas mayores de 40 años y se caracteriza por el nivel elevado de azúcar en la sangre. Los síntomas comunes son sed excesiva, micción frecuente y hambre. Este tipo de diabetes representa el 90 % de los casos. Se piensa que la obesidad es la causa primaria de esta condición.

“No me hubiese imaginado jamás que al momento de ir al médico saldría con un diagnóstico de diabetes, era una revisión rutinaria de mi estado de salud”, comenta bromeando. Este el caso de miles de personas que no saben que viven con esta condición. Muchos creen que los síntomas como el cansancio, estrés o mala alimentación se deben a otras enfermedad y nunca a la diabetes. El resultado es otro cuando acuden al médico porque los síntomas se salen de control. La diabetes tipo 2 se controla con el aumento de la actividad física y los cambios en la dieta.

shutterstock_382697110.jpg

“Al principio, me preocupó bastante. Me tocó adaptarme a la comida y a regular las dosis de alimentos que ingería. La verdad es que uno no se da cuenta de los alimentos que ingiere hasta que debe limitarse” recuerda sobre el día que decidió empezar a comer sanamente.”Durante mucho tiempo me creaba ideas de que a la larga la diabetes podría ocasionar más daño, pero luego de comprender la enfermedad se esfumó el miedo”. Una parte importante de vivir con diabetes es comprender que deben existir cambios en la vida del paciente para vivir sin complicaciones.

El control de la diabetes tipo 2 se centra en intervenciones en el estilo de vida, la reducción de factores de riesgo cardiovascular y el mantenimiento de la glucemia en rango normal.

shutterstock_361220579.jpg

“Lo más difícil es regular el azúcar, al principio es un proceso complicado, pero poco a poco se crea una rutina con la ayuda de medicamentos, ejercicio y la reducción de alimentos con alto contenido de azúcar”. Entre risas menciona que ahora vive más tranquila.

Muchos pacientes con diabetes necesitan el apoyo de familiares para aceptar la enfermedad. María José cuenta cómo su familia comprendió que mantener una salud óptima era decisión de ella: “al principio mantenían mucho control sobre mi ingesta de comida, se preocupaban mucho por mí. Me decian que debia de regular los alimentos, pero poco a poco mis hijas y  esposo comprendieron que yo era quien debía tomar el control de la situación, las decisiones sobre mantener un buen estado de salud eran mías, yo tenía que decir entre el menú convencional o el de diabéticos”. Las complicaciones derivadas de un mal régimen de cuidados pueden causar presión alta, enfermedades del corazón, derrames, insuficiencia renal y mala circulación.

shutterstock_223313131.jpg

“Creo que más que el apoyo familiar, es un tema personal. Es algo que el paciente debe de controlar. Realizarse los controles médicos y cuidar la alimentación son situaciones que solamente uno tiene la capacidad de controlar”, cuenta entre risas. “Además, mi médico siempre me recalcó que la diabetes tipo 2 es hereditaria, porque cuando se diagnostica en una persona tan joven es por herencia. Entonces me indicó que más allá del apoyo que yo debería recibir era la capacidad de enseñarles a mis hijas a comer sano para evitar que ellas padezcan la condición”. El inicio de la diabetes tipo 2 se puede retrasar a través de una nutrición adecuada y ejercicio regular.

“Mi papá es diabético, mi abuelo fue diabético, los hermanos de mi abuelo fueron diabéticos.En el caso de mi papá se le diagnósticó a temprana edad, pero él decía que no era cierto. Nunca aceptó la condición hasta que le dio una neuropatía. Renegó los resultados y siempre oculto la diabetes, fue después de largos exámenes de seguimiento que dimos con la causas, la azúcar la tenía elevada y era la consecuencia de años de descuido”. Para María José estos casos marcaron el inicio de una relación directa con la diabetes. “Ahora la diabetes es parte de mi vida, desde que era pequeña escuchaba esa palabra, muchas veces la ignoraba porque no sabía qué era, ahora es parte del día a día”.

En esta entrevista María José decidió decir algunas palabras a las personas que son diagnosticadas con cualquier tipo de diabetes. “Cuando te diagnostican con diabetes lo primero que debes hacer es mantener el control, porque no es una condición para sentirse enfermo. Lo que debes evitar es pasar pensando y decir ¡oh, soy una persona enferma! Es una condición en la uno se tiene que adaptar a comer sano, hacer ejercicio, podemos llevar una vida con plena normalidad, como la de cualquier otra persona”.

shutterstock_335751920

“Lo que debemos evitar es pensar negativamente, porque esto deteriora más el cuerpo, la mente y la capacidad de hacerle frente a esta condición”.

La diabetes le ha dejado algunas enseñanzas a María José: “Aprendí a comer sano, considero que no es necesario ser diagnosticado con diabetes o cualquier otra condición para alimentarse correctamente. No es únicamente evitar la diabetes, al llevar una dieta saludable se reduce el riesgo de padecer sobrepeso, gripes o cualquier otra enfermedad”, aseguró con mucha energía. “Vivo una vida bastante normal, soy madre y esposa”.

Anuncios

2 pensamientos en ““Me diagnosticaron diabetes muy joven y comprendí que lo mejor era no preocuparme”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s