Menopausia y diabetes, lo que deberías saber

Un gran desafío que enfrentan muchas mujeres diabéticas con la edad, es la menopausia. La disminución marcada de estrógenos crea un desequilibrio biológico que interfiere con los niveles óptimos de azúcar en la sangre, aumentando el riesgo de padecer algunas complicaciones derivadas de esta condición.

shutterstock_223669504.jpg

La menopausia es la reducción o ausencia de producción de estrógenos y progesterona. Es un cambio corporal y natural que casi siempre ocurre entre los 45 y 55 años de edad. Después de este período las mujeres no pueden quedar embarazadas.

La menopausia se completa cuando ya no se ha tenido el período por un año. Los síntomas varían de una mujer a otra, algunos pueden ser: períodos menstruales menos frecuentes, sofocos, sudores nocturnos, enrojecimiento de la piel, insomnio, olvido, entre otros.

Lo importante

Es sabido que la menopausia es una fase de transición. Es el cese de la producción de hormonas femeninas y por consecuencia, el fin de los ciclos menstruales. Esto puede alterar las emociones y condición física de la mujer. Cuando se padece de diabetes es importante tener algunos cuidados importantes.

Si se padece de diabetes tipo 1 y 2, la preocupación cuando llega la menopausia debe comenzar por mantener un peso adecuado, ya que con la disminución de hormonas, puede producirse un aumento de este, que dificulta el control de la diabetes.

shutterstock_256670380.jpg

Es importante resaltar que las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona, ayudan a mantener la diabetes estable, porque ayudan a controlar los niveles de insulina. Pero, con la escasa producción de estas hormonas, es posible que los niveles de azúcar en la sangre se vuelvan inestables. Podrá ser necesario verificar la dosis de medicamentos necesarios con nuestro médico de confianza para llevar un buen control de los niveles de azúcar.

Otro cuidado importante es conocer y reconocer nuestro cuerpo. La menopausia puede hacer que las pruebas de diabetes varíen,también los síntomas de la menopausia pueden ser confundidos con los de la diabetes. Por ejemplo: el calor de la menopausia puede, en algunos casos, ser confundido con hipoglucemia. Y el cansancio o falta de ánimo no podría ser causado por la menopausia, sino por niveles altos de azúcar en la sangre.

shutterstock_262498937

Para que esta fase sea tranquila, es importante medir la glucemia con mayor frecuencia y realizar exámenes de laboratorio rutinarios. Además, mantener una dieta controlada, actividad física y mucha autoestima ayudan a comprender y afrontar estos cambios. Es importante visitar con frecuencia la médica para mantener la diabetes bajo control.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s