Diabetes gestacional: parto y lactancia

Woman holding her newborn baby at hospital

El embarazo es uno de los momentos más maravillosos que una mujer puede experimentar. Informarse acerca de los riesgos, alimentarse correctamente y conocer los cuidados necesarios en esta etapa es parte de este hermoso proceso.

La diabetes gestacional se origina cuando el índice de glucosa se eleva durante el embarazo debido a que las hormonas complican el trabajo de la insulina en el organismo. Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

 

  • Exceso de líquido amniótico
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Hipertensión arterial
  • Antecedentes de familiares con diabetes
  • Sobrepeso antes del embarazo

 

Si eres diagnosticada con este padecimiento, sigue una dieta restringida de carbohidratos para evitar la hiperglucemia. En algunos casos, si el médico te lo indica, tendrás que administrarte insulina con el fin de evitar que el nivel alto de glucosa perjudique al bebé.

 

¿Qué pasa después del parto?

El bebé deberá ser vigilado durante las primeras 24 horas, ya que su organismo está acostumbrado al nivel alto de glucosa. Luego de separarse de la placenta tiende a sufrir hipoglucemias, que en caso de ser persistentes, podrían dañar seriamente su salud.

Al llevar una dieta equilibrada, puedes regularizar el nivel de azúcar en la sangre después del parto. Si antes del embarazo ya eras diabética, sigue en control con tu médico especialista, ya que la lactancia disminuye los niveles de glucosa y la necesidad de insulina artificial.

 

Durante la lactancia

La lactancia es la forma de alimentación más saludable para el recién nacido. Las madres que amamantan aprovechan mejor las grasas, lo que puede ayudarlas a perder peso de forma más rápida, produce aumento del metabolismo basal y obtienen un nivel reducido de glucosa en la sangre, lo que hace necesitar menos insulina o incluso no necesitarla.

Al terminar el periodo de lactancia, deberás ir al médico para que te realice una nueva curva de glucemia porque serás más propensa a la diabetes tipo 2  o a volver a padecer diabetes gestacional en un próximo embarazo.

Recuerda que ante cualquier complicación o duda que tengas, deberás consultar con tu médico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s