Cómo aplicar la inteligencia emocional

Poder dominar nuestras emociones y orientarlas de forma correcta tiene efectos increíblemente positivos en el control de la diabetes.

 

Podemos definir como inteligencia emocional a la capacidad de estar en contacto con nuestros niveles de sensibilidad y emociones. Es poder reconocer y trabajar adecuadamente con los sentimientos durante cada momento del día.

Implica conocer cada sensación con el objetivo de controlarlas mejor y así obtener reacciones apropiadas.

 

DIABION - Infografia Pequeña

 

¿Cómo puede ayudarte la inteligencia emocional?

La ansiedad, estrés y depresión son reacciones comunes ante el diagnóstico de diabetes. La inteligencia emocional puede hacernos menos vulnerables a estas reacciones, a su vez disminuir la intensidad y frecuencia de estados de ánimo negativos presentados ante situaciones difíciles.

Un mal manejo emocional puede representar más complicaciones de salud. En definitiva, no puedes ignorar el hecho de que padeces diabetes, pero sí preparar a tu cerebro para ver las posturas positivas de la enfermedad. A continuación te mencionamos algunas:

  1. Tener una vida activa: ejercitarse es un aspecto fundamental que mejora nuestra salud física y mental.
  2. Llevar una vida más disciplinada: por ejemplo, el orden y control de la diabetes puedes aplicarlo en tu vida laboral.
  3. Adoptar hábitos de vida saludable: esto lo logras con ejercicio y alimentándote de forma correcta.

 

Consejos para mejorar la inteligencia emocional

  • Conócete a ti mismo: intenta reconocer tus fortalezas y debilidades. Eres dueño de tu vida por lo que eres responsable de encontrar eso que te hace feliz.
  • Sé optimista: con una visión más optimista acerca de las cosas es mucho más fácil alcanzar la felicidad. Intenta ver lo positivo de todas las situaciones -buenas o malas- que surgen en tu día a día.
  • Practica la empatía: trata de ponerte en los zapatos de otra persona. Escucha y respeta opiniones ajenas, evita prejuicios, muestra interés por los demás y sé cordial.
  • Controla tu nivel de estrés: si aumenta tu nivel de estrés te sentirás abrumado. La clave para reducirlo es hacer una serie de respiraciones; inhala por la nariz y expúlsalo por la boca.

 

Recuerda que nuestra mente tiene el poder de transformar las emociones, de manera que el cerebro puede activar las zonas generadoras de estados positivos como el amor, humor o felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s