¿Tu hijo tiene diabetes infantil? Sigue estas recomendaciones

diabetes infantil Diabion

Educar a un niño con diabetes es un reto de aprendizaje para toda la familia. Ten en cuenta que la forma en que asimiles el diagnóstico influirá en cómo lo afronte tu hijo.

La diabetes es una enfermedad que no discrimina edad; estudios demuestran que la incidencia de la diabetes infantil tipo 1 ha aumentado en los últimos años. Las principales causas son: obesidad, falta de ejercicio y malos hábitos alimenticios.

Los niños con diabetes tipo 1 pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Sed intensa
  • Pérdida de peso de forma repentina
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Ganas de orinar frecuentemente
  • Visión borrosa

Si notas alguna alteración en tu hijo, acude inmediatamente a un especialista para realizarle los exámenes correspondientes. Si la diabetes no es detectada y tratada a tiempo, puede causar una alteración brusca en el nivel de glucosa en la sangre.

Tratamiento de la diabetes infantil

Tipo 1: inyecciones diarias de insulina con la dosis que recete el médico especialista. A la vez, se debe hacer el control del nivel de glucosa en la sangre.

Tipo 2: por lo general no necesita medicamentos. Basta con el control del índice de glucosa en la sangre, seguir una dieta adecuada y llevar una vida activa.

La comunicación con los maestros de tu hijo es fundamental

Es preciso que los directores y maestros estén enterados de la condición de tu hijo para que puedan coordinarse y apoyarlo de la forma correcta. Se les debe informar sobre los valores normales y alterados de azúcar que puede presentar, si tiene horarios especiales de comidas, rutinas de ejercicios, etc. y los teléfonos de emergencias.

Algo que puede ayudar a los profesores es elaborar una ficha para llevar un control del ejercicio físico, de las rutinas de alimentación y del control de glucosa en la sangre.

La refacción escolar

Las principales amenazas que podemos encontrar son las bebidas azucaradas y la comida chatarra. Pero si le preparas refacciones atractivas que contengan frutas, sándwiches, almendras, galletas saladas, gelatina sin azúcar y verduras; habrá menos riesgo de que caiga en la tentación de comer lo mismo que sus compañeritos.

Recuerda que tus hijos pueden llevar una vida normal con los cuidados adecuados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s