¿Qué cuidados especiales necesitas en verano?

cuidados especiales en verano

La época de calor puede provocar cambios importantes en la salud de las personas con diabetes. A continuación te compartimos cómo te puede afectar y la manera de contrarrestarlos.

Si eres diabético debes poner especial cuidado a la época de verano. Las altas temperaturas pueden afectar tus niveles de azúcar en la sangre, provocar deshidratación, piel muy seca,  agotamiento, lesiones en los pies. Además puede que sea necesario hacer cambios en tu alimentación y medicación.

No olvides que cuando hace mucho calor, tu cuerpo está más vulnerable y lo mejor es que con anticipación elabores un plan de acción para disminuir cualquier tipo de complicación.

¿Qué debes hacer?

Consulta a tu médico: si estás planificando salir de viaje y tu salud no ha estado en buenas condiciones, te recomendamos que lo hables con tu médico. Él, mejor que nadie te dará las mejores recomendaciones para que cuides tu salud.

Planifica una dieta acorde a tus necesidades: en verano  tu  organismo necesitará mucho más líquido. Para mantenerte hidratado toma mucha agua, ingiere frutas, verduras y alimentos bien cocidos.

Si sales de viaje, por ninguna razón omitas los tiempo de comida, ni siquiera las meriendas, para evitar la hipoglucemia (bajo nivel de glucosa en la sangre).  Procura llevar en tu equipaje frutas, semillas, queso y galletas para tener que comer.

No expongas tu piel: el bloqueador solar es indispensable aún si no sales de vacaciones.  Aplícalo tres veces al día y durante las horas de mayor concentración solar. Evita usar ropa muy apretada,  húmeda y exponerte al sol por periodos prolongados.

Usa ropa cómoda, de colores claros y de materiales transpirables. Cuídate de las picaduras porque el calor aumenta la reproducción de insectos.

Protege tus pies: Nunca camines descalzo para evitar lesiones de cualquier tipo, tanto dentro como fuera de la casa debes elegir un calzado cómodo y adecuado. Si vas a estar en una piscina, utiliza calzado especial que no esté fabricado con materiales irritantes o sintéticos.

Para mayor comodidad, lleva varios pares de zapatos y medias especiales. Estimula la circulación elevando tus piernas periódicamente, no mantengas las piernas cruzadas ni permanezcas de pie por mucho tiempo.

Guarda tus medicamentos adecuadamente: recuerda seguir las instrucciones de almacenamiento que viene en la etiqueta de cada uno de tus medicamentos. Si usas insulina, debes mantenerla en un lugar fresco.

Prepárate para cualquier eventualidad: ten a la mano un botiquín de primeros auxilios y una ficha informativa con tus datos en caso de emergencia.

¡Sigue estos consejos y disfruta de tus vacaciones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s