Estrés y diabetes: ¡Combate estas enfermedades de la vida moderna!

La enfermedad del nuevo milenio no solo puede ser la causante de una diabetes, sino que interfiere en los niveles de glucosa cuando hay diabetes. ¡Evítalo! estres

El estrés es una respuesta natural del cuerpo cuando está en alerta por alguna situación que el organismo detecta como de riesgo. Cuando este mecanismo de defensa está activo por un tiempo prolongado puede ocasionar a agravar enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes, hipertensión, entre otras.

Posición de defensa

Cuando el cuerpo se prepara para enfrentar una situación peligrosa se produce una respuesta natural de lucha o huida, la cual provoca que aumente el nivel de varias hormonas con el fin de almacenar mucha energía (glucosa y grasa) para que las células encargadas de activar los mecanismos de defensa funcionen de manera constante y adecuada.

En el caso de los diabéticos, la respuesta de lucha o huida, no funciona de forma apropiada, ya que la insulina no puede introducir la glucosa en las células, y esa glucosa, acumulada en modo de alerta, se suma al torrente sanguíneo.

Situaciones de estrés

Existen varias fuentes que pueden provocar estrés; estas pueden ser físicas y mentales. Se trata de fuentes físicas las lesiones corporales, cirugías o enfermedades; y mentales, los problemas personales como trabajo, finanzas o con la pareja y familiares.

La función de las hormonas que entran en acción para enfrentar un peligro es “a corto plazo”; sin embargo, cuando permanecen en alerta por mucho tiempo se contribuyen al desarrollo de enfermedades como obesidad central, hipertensión y diabetes tipo 2.

Primer paso: la vigilancia

Es importante que controles los efectos que el estrés causa en el nivel de azúcar en la sangre. Sobre todo porque cada metabolismo reacciona de manera diferente al estrés.

Para saber cómo el estrés afecta tu glucosa, califica tu nivel de estrés de uno a diez, antes de medir tu nivel de glucosa. Anota ambos datos cada día por un mes para detectar el comportamiento de la glucosa frente al nivel de estrés.

Segundo paso: el cambio

Es necesario que hagas algunos cambios para que el estrés no te afecte. Para ello, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Autoanálisis: Debes encontrar el detonante del estrés, de esta forma te será más sencillo hacer un plan para eliminarlo o enfrentarlo de mejor manera.

– Técnicas de respiración: Existen varias técnicas de respiración que ayudan a eliminar el estrés y son muy fáciles de aplicar en el diario vivir.

– Relajación y meditación: Es necesario que te tomes unos 10 minutos para relajarte y meditar. Estos ejercicios son como una barrera firme frente al estrés.

– Ejercítate: La actividad física es muy importante para bajar los niveles de estrés y oxigenar las células del organismo.

¡Toma el control y evita el estrés!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s