Todo Sobre el Pie Diabético

El pie de las personas con Diabetes es muy sensible a toda forma de traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente vulnerables, de ahí que sea imprescindible el cuidado de los pies como tratamiento para la Diabetes.

En la evolución de la diabetes, las complicaciones más frecuentes son: la afectación de nervios y arterias. Las alteraciones vasculares alteran la circulación sanguínea y facilitan la aparición de edemas y de zonas mal vascularizadas, que dificultan la curación de las lesiones y heridas. La neuropatía diabética provoca la pérdida de sensibilidad, atrofia muscular y dolor.

Ambas alteraciones tienen especial repercusión en los pies, aumentando la frecuencia de producción de erosiones, pinchazos, cortes y quemaduras, que si no se cuidan se convierten en úlceras, facilitan la infección y pueden llevar a la gangrena y a la necesidad de amputaciones.

¿Cómo debe cuidarse los pies el paciente diabético?

  • Lava tus pies todos los días en agua tibia, antes prueba la temperatura con la mano para evitar que esté caliente, luego sécalos con meticulosidad, prestando una atención especial a los espacios interdigitales (entre los dedos).
  • Corta tus uñas con mucho cuidado en forma rectangular, para evitar que se entierren, si tienes mala vista o te tiemblan las manos, es importante que pidas ayuda a otra persona o recurras a un especialista, es decir, un podólogo. Las uñas no deben ser más cortas que el extremo del dedo.
  • Inspecciona tus pies con frecuencia, buscando detenidamente zonas resecas y fisuras en la piel, sobre todo alrededor de las uñas y en los espacios interdigitales. Debes espolvorearte con talco, si la piel está húmeda, o recubrirse con crema hidratante, si la piel está seca. Las plantas deben ser inspeccionadas con un espejo o por otra persona. Debe tenerse un cuidado especial con los callos y las durezas, que deben ser atendidas por un podólogo. No se deben utilizar antisépticos potentes (yodo), ni callicidas.
  • Consulta a tu médico si aparecen ampollas o infecciones.
  • Utiliza calcetines de algodón o lana, mejor que de nylon. Deben ser de la talla adecuada y no tener zurcidos ni costuras que puedan producir presiones. Cámbialos diariamente.
  • Evita caminar descalzo, es peligroso, ya que una pequeña herida puede tardar mucho en curarse.
  • Deja de fumar. El tabaco es muy perjudicial para las personas con Diabetes porque produce vasoconstricción.

¿Cómo elegir el calzado?

Conjuntamente con las normas de higiene, deben de mantenerse unos buenos hábitos de selección y uso del calzado:

•             El calzado debe de utilizarse siempre con calcetines.

•             No utilizar sandalias, chanclas o zapatos que dejan los pies al descubierto.

•             Se debe de evitar el uso de zapatos con tacón y que terminan en punta.

•             El calzado debe de ser cómodo, que no ajuste ni provoque rozaduras o lesiones       en los pies.

•             Los zapatos, se aconseja, sean de piel, sin costuras internas, flexibles, ligeros, transpirables y con el suelo que no resbale.

•             Se aconseja comprar el calzado al final del día, cuando los pies están más hinchados, así el zapato que en ese momento es cómodo, se garantiza que lo será a lo largo de todo el día.

•             Los zapatos nuevos deben de utilizarse durante periodos cortos los primeros días.

•             La compra de zapatos ortopédicos debe de realizarse bajo criterio y prescripción médica.

•             Los zapatos deben de mantenerse adecuadamente, reparándolos y asegurando el buen estado de las suelas.

•             Se debe de revisar el interior del calzado antes de ponérselo, para evitar que haya algún elemento (piedra, gravilla, alguna pieza del zapato, etc.) que pueda lesionar el pie.

•             Es aconsejable tener más de un par de zapatos para cambiarlos cada día y alternarlos, así se garantiza una buena ventilación de los zapatos y se evita la presión siempre en las mismas zonas del pie.

•             Los calcetines y medias deben de ser de tejidos naturales (lino, algodón, lana) y sin costuras. No se deben de utilizar medias o calcetines sintéticos, con elásticos o gomas. No deben de quedar ni prietos ni flojos en la pierna y el pie.

•             Se deben de cambiar diariamente los calcetines o medias, y si los pies sudan mucho o se ha hecho mucho ejercicio, más de una vez al día.

 

  • Todos los pacientes diabéticos tienen que estar vacunados correctamente frente al tétanos.

Es fundamental que el paciente diabético vaya a revisarse los pies por el equipo sanitario periódicamente, cumpliendo sus indicaciones y vigilando las heridas y lesiones de los pies.

Enlace: http://geosalud.com/

http://www.nlm.nih.gov

http://www.fisterra.com

Anuncios

2 pensamientos en “Todo Sobre el Pie Diabético

    • Hola Luis Alberto, te comentamos que el oído es uno de los órganos que puede verse afectado por la diabetes y muchas veces puede ser el primer signo de alerta para la detección de la Diabetes cuando no ha sido diagnosticada. Muchas personas con diabetes sufren alteraciones auditivas en distintos grados por lo que te recomendamos que consultes con tu médico y te realices exámenes auditivos rutinarios para prevenir problemas potenciales y llevar un buen control de tu Diabetes. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s