¡Conoce y Disfruta los Beneficios del Garbanzo!

Los principales componentes de los garbanzos son los hidratos de carbono, siendo el almidón el más abundante. El aporte proteínico es importante, aunque presentan un déficit del aminoácido esencial: metionina.
Vitaminas y minerales

Brindan un gran aporte de fibra y su valor calórico es mayor que la media de las legumbres secas. Se destaca el elevado contenido de folato, vitamina B1, calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio, sodio y ácido fólico. No son aconsejables para dietas adelgazantes.

Precisan de una buena masticación para que no sean indigestos.

Hipertensión

Por su escaso contenido en sodio y un marcado efecto diurético, es factible su inclusión en dietas para controlar la hipertensión. No obstante, hay que evitar los que se comercializan en conserva porque incorporan mucha sal.
Tránsito intestinal, reducción colesterol, proteína excelente 

Son idóneos en estreñimientos. Asimismo, reducen el colesterol.
No se recomienda para quienes acumulan gases o sufren colitis. En estas situaciones, hay que eliminarles la piel, luego de cocinados, para comerlos sin cuidado.

Producen serotonina, hormona de la felicidad


Un plato de puré de estas legumbres otorga bienestar –según el profesor Carlos María de la Hoya, de la Unidad de Medicina de Familia de la Universidad de Sevilla, teniendo en cuenta que produce serotonina, una sustancia benefactora “que tanto cubre con creces el apetito como ayuda a dormir”.

Disfruta del garbanzo con esta receta:

Humus

Ingredientes:
-500 g de garbanzos
-3 dientes de ajo
-1 hoja de laurel
-2 limones
aceite de oliva muy afrutado o aceite de sésamo
-paprika
Modo de preparación del Humus
El día anterior pon los garbanzos en un cuenco de agua fría, con la hoja de laurel y un diente de ajo. Al día siguiente introdúcelos en 2 litros de agua fría, llévalos a ebullición y déjalos cocer unas dos horas. Échale sal y pimienta. Escurre los garbanzos y conserva el agua de cocción. Bate los garbanzos hasta que se conviertan en puré. Vierte 10 cl de aceite y revuélvelo, añade un poco de agua de la cocción y el zumo de limón. Machaca el ajo y añade 2 cucharadas de aceite. Espolvoréalo con paprika y acompáñalo con rodajas de limón. ¡Listo!

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://es.shvoong.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s