¡Delicioso Chili Con Carne!

Los frijoles arriñonados o red kidney beans son frijoles un poco más grandes que el resto de las leguminosas, en forma de riñón, de color marrón rojizo intenso y textura blanda. Son protagonistas de muchos platos en la cocina, pero su uso más frecuente es en chili con carne y en el clásico arroz con frijoles colorados.

El chili con carne es un plato fácil de preparar cargado de proteína y fibra. Los frijoles arriñonados son fuente de hierro, magnesio, vitamina C y fósforo, son naturalmente bajos en sodio y libres de colesterol, buenos para tu salud cardiovascular y diabetes. Disfruta de todos sus beneficios con esta deliciosa receta.

Cantidad: 6 a 8 raciones

Ingredientes:

  • 2 libras de carne molida baja en grasas
  • 3 dientes de ajo molidos
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 1 pimentón verde, picado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 taza de salsa de tomate
  • 1 taza de tomates picados
  • 1 lata (15.5 onzas)de frijoles arriñonados (kidney beans)
  • 1 cucharada de chile molido
  • 1/2 cucharada de comino
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de pimienta

Preparación:

Calienta el aceite a fuego moderado y sofríe por un minuto el ajo, la cebolla y el pimentón.

Condimenta la carne con  sal, pimienta, chile en polvo y comino. Asegúrate de que todos los condimentos queden bien incorporados. Suma la carne molida y cuece por 20 minutos revolviendo ocasionalmente. Agrega la salsa de tomate.

Finalmente, añade los tomates y frijoles. Tapa y cuece por 5 minutos adicionales.

Valor nutricional

Los frijoles son el complemento perfecto para cualquier dieta, en especial para aquellos que sufren diabetes. Es uno de los 10 alimentos recomendados por expertos en nutrición para el control de la glucosa en la sangre.

Entre sus beneficios, son muy bajos en grasas saturadas, colesterol y sodio, por eso su consumo ayuda a evitar la presión arterial alta y te protege contra el edema o hinchazón ocasionada por la retención de líquidos. Su consumo también ofrece ácido fólico, hierro, fósforo, cobre, magnesio y manganeso. Aporta además vitamina C y vitamina A, es muy buena fuente de fibra dietética y proteína.

Consejos para reducir los gases

A pesar de ser reconocidos por su gran aporte nutricional, son muchos los que se abstienen de añadir frijoles en su dieta por los gases intestinales que pueden producir. Para disminuir los gases:

  1. Cambia el agua. Durante el proceso de remojo, trata de cambiar el agua varias veces. No uses el agua del remojo para cocinar los frijoles, el agua del remojo ha absorbido algunos de los azúcares que producen gas no digerible y aumentan con su consumo la producción de gases intestinales.
  2. Usa frijoles enlatados. Los frijoles enlatados pasan por procesos en que se eliminan algunos de los azúcares productores de gas. Debes enjuagarlos para eliminar el sodio que se le ha añadido. Los frijoles enlatados tienen la ventaja de ser accesibles, puedes almacenarlos y usarlos cuando los necesites y ahorran tiempo en la cocina.
  3. Cuécelos a fuego lento. Cuece los frijoles lentamente hasta que estén tiernos. Esto hace que sean más fáciles de digerir.
  4. Agua, ejercicios y suplementos. Según añades más frijoles y legumbres en tu dieta, asegúrate de beber suficiente agua y hacer ejercicio regularmente para darle una mano a tu sistema gastrointestinal al manejar el consumo de fibra. Puedes incluir suplementos que ayuden a facilitar la digestión de los frijoles, como Beano, para ayudarte a reducir la cantidad de gas que producen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s