El Secreto de la Belleza de tu Piel está en el Sueño

“La bella durmiente” no era bella gratuitamente. El largo sueño al que estuvo sometida, puede haber sido la clave de su belleza. ¡Es en serio! El secreto para conservar la belleza y tener una apariencia juvenil es descansar bien. Tu piel y tu salud en general, se benefician cuando duermes.

Dormir es vital para tener una buena salud, pues es mediante las horas de sueño que el cuerpo se renueva. No dormir o sufrir de insomnio pasa una cuenta de cobro grave a la salud: afecta tu sistema inmunológico (de defensa), aumenta la presión arterial e incluso, hace que subas de peso. Por si fuera poco, no dormir le roba años a tu piel.

Por eso, si eres de las personas que ha gastado mucho dinero en cremas y tratamientos sofisticados para mantener una piel joven, te cuento que la solución para recuperar la belleza de tu piel está, precisamente, en dormir lo necesario.  Un estudio reciente publicado en la revista British Medical Journal, encontró que la falta de sueño se nota en la cara y hace que se vea menos atractiva, más cansada y menos saludable.

Además, varios dermatólogos de la Universidad Northwestern en Estados Unidos, también se refieren a la importancia del sueño para conservar una piel bella y juvenil. Según los especialistas, durante la noche la piel se renueva y se beneficia pues no está expuesta a los agentes ambientales como la luz del sol, la contaminación y las temperaturas extremas. Cuando duermes, le permites a tu piel recuperarse de todos los traumas que sufre durante el día.

Antes de irte a la cama, también conviene que tengas en cuenta estos consejos para levantarte con una piel renovada y para lucir bella al empezar tu día:

Lávate la cara: nunca te vayas a dormir sin quitarte el maquillaje. Si usas poco, de todas formas debes establecer una rutina de limpieza todas las noches. Es importante para que tu piel respire. Usa un limpiador suave.

Usa una crema hidratante: Si lo haces durante el día, también debes hacerlo por la noche, para que tu piel absorba esos nutrientes mientras duermes. Las cremas con  vitamina A, son altamente recomendables.

Revisa el ambiente de tu habitación: la calefacción y el aire acondicionado hacen que tu piel se reseque. Piensa en la posibilidad de usar un humidificador o dormir con la ventana abierta si el clima y la situación lo permiten.

Cambia de posición al dormir: dormir de lado o boca abajo puede causar arrugas en la frente y las mejillas. Si duermes boca arriba, tendrás las de ganar. Pero si no te gusta, por lo menos varía de posición para evitar las arrugas en ciertas partes de la cara.

Toma mucha agua y aliméntate balanceadamente.

Si tienes problemas para dormir, puedes tomar medidas al respecto: crea una rutina tranquilizante; mantén el ambiente de tu habitación reservado para descansar (no veas la televisión ni trabajes en tu computadora en la cama); no consumas cafeína e incorpora la actividad física como parte de tu rutina diaria para descansar mejor. Si consideras que sufres de problemas de insomnio serios, no dudes en consultar con tu médico.

Si duermes entre 7 a 8 horas cada noche, recuperarás tu belleza y le harás un gran favor a tu salud.

¡A descansar!

 

 

 

 

http://www.vidaysalud.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s